Hay que aprovechar los tiempos difíciles

Hay que aprovechar
los tiempos difíciles

Y hay que aprovecharlos,
porque como todo... pasan;
porque cada momento es único
y no se vuelve a repetir jamás;
y especialmente,
porque son nuestra oportunidad,
para vivir cada experiencia.
Cada momento es único
y contiene un propósito
y una razón de ser;
incluso los difíciles y dolorosos,
pues son oportunidades,
para comprender y aprender algo;
por lo tanto, son extraordinarios.
Sin embargo,
es difícil aceptarlos
y ver algo positivo en ellos.
Lo comprendemos con el tiempo,
cuando las cosas pasan y se ajustan,
dejándonos ver su propósito;
como las fichas de un rompecabezas
que al final es perfecto.