La lluvia… besitos del cielo

La lluvia... besitos del cielo

En tiempos de invierno,
a veces nos sentimos algo destemplados,
con la lluvia, que parece no parar nunca.
Despertarnos y ver el cielo nublado,
parece invitarnos a no hacer nada.
Sin embargo, la lluvia es necesaria;
ya que si no llueve,
habría escasez de agua,
aumentarían las enfermedades,
moriría la naturaleza,
y a la larga nosotros también.
Recibamos el agua
como un regalo del cielo,
empecemos a percibir
las goticas de lluvia,
como besitos del cielo;
porque en realidad lo son,
y demos gracias, gracias por el agua,
gracias por la vida...
¡¡¡Agüita bendita!!!