Ponerte en los zapatos del otro es la mejor manera de comprenderle

Ponerte en los zapatos del otro
es la mejor manera de comprenderle

Comprendemos a nuestros padres,
cuando nosotros lo somos,
y sólo entonces,
apreciamos y valoramos
sus esfuerzos y su amor,
que hasta ese momento,
estaban en tela de juicio.
Sólo comprendemos
a quien ha perdido a un ser querido,
cuando nosotros
también lo hemos perdido.
Y así sucede con todo en la vida;
ya que al parecer,
la única forma de comprender algo,
es a través de la experiencia propia.
Estar en los zapatos del otro,
es lo que nos hace ser,
más comprensivos y compasivos.