Las experiencias difíciles, nos ayudan a madurar

Las experiencias difíciles,
nos ayudan a madurar

Siempre y cuando...
logremos aprender algo de ellas;
de lo contrario serán en vano,
y el dolor vivido,
las lágrimas derramadas,
el impacto generado
y el tiempo invertido,
serán perdidos.
Al aprovechar cada experiencia,
confirmamos que todo sucede
por algo y para algo;
ya que tiene una razón
y un propósito de ser.