La sobreprotección

La sobreprotección

La sobreprotección puede no ser sana,
cuando refleja una inseguridad,
que alimentada por la sobreprotección,
acaba debilitando,
en lugar de fortalecer,
a quienes pretendemos proteger.
Definir en qué consiste esa inseguridad
y qué temores la fortalecen,
nos llevará a la acción adecuada,
para contrarrestarlos.
Confiar y delegar responsabilidades,
contribuirá a su superación.