Desarrolla tus niveles de consciencia

Desarrolla tus niveles de consciencia

Consciente
Es lo que a través
de la atención y la observación,
en ti mism@ y en lo que te rodea,
te permite darte cuenta de las cosas.
In-consciente
Es lo que rige toda nuestra vida;
aunque no seamos conscientes de ello.
Sub-consciente
Consciencia oculta, guardada o reprimida,
que es importante recuperar,
y hacerla consciente.
Supra-consciente
Es tu consciencia superior;
aquella que contiene toda la sabiduría,
de tu ser interno - eterno,
y que te permite comunicarte con Dios.
Hacerla consciente
facilita tu desarrollo espiritual.

El amor… antídoto universal

El amor... antídoto universal

Recuerdo cuando mi corazón herido, pretendió odiar...
tan sólo era el esbozo
de un odio pequeñito,
pero quemó mi alma,
como si fuera enorme.
Entonces comprendí
que el único antídoto posible,
era el amor...
sólo que en ese instante, no lo tenía.
Pensé en dónde conseguirlo
y recordé a Dios,
fuí ante Él, y le dije...
“Señor, mira mi corazón herido...
por favor dame el amor,
que necesito para sanar...
y dámelo también para las personas,
que hoy quisiera odiar”.
Recuerdo que durante 3 años
pedí amor para mí y para ellos;
el resultado fue asombroso,
amor en abundancia.
Haz el ensayo, si me resultó a mí,
no veo por qué, no ha de resultarte a ti.

El camino es el amor

El camino es el amor

1. El camino es el amor,
siempre lo ha sido
y siempre lo será.
2. Encamina tus pensamientos,
sentimientos y acciones,
a través del amor;
ese amor universal que es,
a pesar de...
y que nos hace uno con la creación.
3. Medita para aquietar tu mente
y unificarte con el todo.
Abre tu consciencia individual,
uniéndote a otros
en una consciencia colectiva,
que te hará uno,
con la consciencia universal de amor.

Tu principal objetivo: vivir el siguiente… soltar la costra de tu antiguo yo

Tu principal objetivo: vivir
el siguiente...
soltar la costra de tu antiguo yo

Vivir es comprender
y comprender es aprender.
Vivir intensamente,
sumergiéndote en la vida,
con el único propósito de vivirla,
entregándote a cada instante
al sumergirte en él;
hará que el resto del mundo desaparezca,
al hacerte uno con cada cosa.
Despréndete del pasado,
de las viejas costumbres,
de las costras del ayer,
que ya no te sirven para nada;
son parte del ser que fuiste,
pero que ya no eres,
pues le has dado paso a un nuevo tú.
Reconócele, descúbrele y disfrútale;
en él, está el potencial de tu nueva vida.