“Es mejor Amar y perder, a nunca el intento hacer”

Es mejor Amar y perder,
a nunca el intento hacer

No se puede perder lo que no se ha tenido;
y ya que amar es la felicidad y la satisfacción
más grande que puede existir, no temeré.
Amaré, aunque no siempre sea correspondido,
porque el amor, es un sentimiento que llena la vida;
y si es puro, recorre el universo entero,
y como una semilla, tarde o temprano,
en algún momento de la existencia eterna,
da sus frutos.

Observaré lo que digo

Observaré lo que digo

Observaré lo que digo, para saber
qué tanto critico y qué tanto me quejo;
y sobre todo, si mis palabras,
son solución o causa de más problemas.
Porque si hablo y hablo como loro,
no podré escuchar ni comprender.
Al ser más responsable de lo que digo,
mi comunicación será mucho mejor.

Creeré en mí

Creeré en mí

Jamás perderé la fe en mí.
Recordaré lo vivido...
repasaré los momentos difíciles que he tenido
y recuperaré la confianza perdida.
Si logré superar aquellas pruebas,
lograré superar también estas.
Haré mi cien por ciento,
y abandonaré en Dios,
lo que no está en mis manos.