No dudes de ti

No dudes de ti

Hacerlo sería,
desconocer la presencia de Dios en ti;
¿y cómo desconocer esa individualidad,
que te hace único y especial?
Al dudar de ti
desconoces tu potencial,
tu capacidad creadora,
y el poder de ser y hacer,
que está implícito en ti.

¿Por qué le temes tanto a la soledad?

¿Por qué le temes tanto a la soledad?

¿Será porque temes
un encuentro contigo mismo,
o porque en el fondo sabes...
que esa es tu realidad final,
como individuo?
Al final de cuentas,
nadie puede estar en tu pellejo,
ni vivir por ti,
lo que enfrentas, sientes,
y confrontas en tus experiencias.
Sin embargo,
a pesar de tan cruda realidad,
podrías aceptar tu soledad, sin temerle;
ya que es el reflejo
de tu propia individualidad.

Es tiempo de actuar diferente a lo acostumbrado

Es tiempo de actuar diferente
a lo acostumbrado

Porque la vida y el universo,
te están probando una y otra vez,
a través de innumerables situaciones,
algunas repetidas y otras parecidas.
Con el fin de verificar,
si has aprendido o no;
si sigues siendo la persona de ayer,
o si has logrado elevar
tu frecuencia vibratoria,
superando el ego,
a través de un mayor nivel de consciencia,
y de la práctica del amor universal.

Adáptate

Adáptate

Adquirir la habilidad de adaptarte,
a los cambios, circunstancias,
situaciones, relaciones,
y hasta al clima, tráfico y entorno;
podría llegar a ser,
una de tus mejores fortalezas.
Para ello debes ser hábil
en el arte de la flexibilidad,
la tolerancia, la paciencia
y sobre todo, de la aceptación;
ya que te permitirán,
adaptarte a las diferencias,
sin lastimarte con sus aristas;
al integrarte naturalmente a ellas.

Vela por tu bien-estar

Vela por tu bien-estar

Estar enfermo,
no sólo se refiere al aspecto físico;
ya que estar triste,
con rabia o preocupado,
alimentando pensamientos negativos,
que te lastiman y lastiman a los demás;
también indica, que algo en ti,
no está funcionando bien.