Encontraré dentro de mí lo que he buscado afuera

Encontraré dentro de mí
lo que he buscado afuera

Porque desde que el hombre existe,
siempre ha buscado fuera de sí mismo;
buscó a Dios en los ríos, en los bosques,
en el sol, en las montañas...
y finalmente lo ubicó en el cielo;
cuando se encuentra en su propio corazón.
Y así sucede con el amor, la felicidad, la paz,
la seguridad, la estabilidad, la sabiduría...
siempre espera encontrar afuera,
lo que por naturaleza se encuentra adentro.
Me arriesgaré y buscaré dentro de mí,
pues todo se encuentra allí.

Verificaré en qué tiempo vivo

Verificaré
en qué tiempo vivo

Para darme cuenta, de si vivo en el pasado,
recordando una y otra vez lo que tuve
o lo que sucedió, sin lograr avanzar;
o si vivo en el futuro, que aún no existe,
anhelando lo que nunca tuve,
o lamentándome por lo que jamás tendré;
o bien, si vivo en el presente,
disfrutando lo que tengo,
cuando lo tengo y mientras lo tengo.

Prestaré atención a mis pensamientos

Prestaré atención a mis pensamientos

Porque si estos son buenos,
mis sentimientos y mis acciones también lo serán;
pero si no lo son, mi vida será un verdadero infierno.
Mantenerme atento,
observando la calidad de mis pensamientos,
y desarrollando mecanismos de defensa
para erradicar los que no sirven,
reemplazándolos por otros mejores,
se reflejará en la calidad de mi vida
y en la de los demás.

Recordaré momentos hermosos

Recordaré momentos hermosos

Tomaré unos minutos del día,
para recordar con alguien especial,
los momentos hermosos
que la vida nos ha permitido compartir.
Agradeceré y valoraré el hecho,
de estar juntos para poder hacerlo.

¡Dios, es en mí!

¡Dios, es en mí!

La Trinidad está presente,
en todo proceso de creación.
Esta Trinidad está representada en Dios,
en mí, que soy su Hijo,
y en el Espíritu creador de Dios,
que se funde con el mío en uno solo,
para hacerme creador.
Así es, que si en todo instante puedo crear,
me dedicaré a crear cosas hermosas.