Esto también pasará

Esto también pasará

Cuando estoy pasando,
por un momento difícil,
miro mi mano derecha,
uno mi dedo pulgar al meñique,
y observo esos tres dedos,
que firmes y decididos a apoyarme,
me dicen estas tres palabritas:
¡Esto también pasará!