¡Dejaré el afán!

¡Dejaré el afán!

El Universo es sabio,
sabe lo que necesito, lo que me conviene,
y el momento oportuno para dármelo;
ya que muchas veces,
no estoy preparad@ para lo que quiero,
y/o las personas involucradas tampoco.

Por lo tanto, bajaré mis niveles de ansiedad,
me centraré, al recordar quién soy,
y confiaré, en que lo que ha de llegar,
llegará en el momento justo;
no antes, ni después.