Lo pasado… ¡ya pasó!

Lo pasado… ¡ya pasó!

Miraré hacia atrás…
para aprender de lo vivido,
para definir nuevos caminos
y de ser necesario,
para corregir el paso.
Lo pasado… ya fue vivido,
por lo tanto,
es parte de mi equipaje actual;
y de mí depende, lo que haga con él.