La sola intención no es suficiente

La sola intención
no es suficiente

Para que los resultados que deseo obtener,
sean los adecuados,
mi intención debe ser proporcional a mi acción.
Esto significa, que el sólo deseo de tener paz,
amor, felicidad o cualquier cosa en la vida,
no es suficiente,
si no actúo en forma correspondiente;
ya que la sola intención no es suficiente.