Hay que ser inteligentemente valiente

Hay que ser inteligentemente valiente

Porque ser valiente,
no es exponerte a quema ropa,
a situaciones que te pueden afectar,
lastimar y destruir.
Ser valiente requiere valor,
pero también inteligencia;
comprendiendo que inteligencia,
es la capacidad para asimilar
adecuadamente la información.
Por lo tanto,
al enfrentarte a cualquier situación,
que requiera de tu valor,
complementa ese valor,
con tu inteligencia;
de manera que puedas enfrentar
y superar el proceso,
de la mejor manera y con el mínimo
de consecuencias adversas.