Más allá de las reacciones

Más allá de las reacciones

Cuentan que en cierta estación del tren,
trabajaba el hombre del clavel en su solapa.
Era un hombre amable, responsable
y serio de su compromiso;
sin embargo, todos los días era agredido,
insultado y menospreciado
por uno de los pasajeros,
que finalmente un buen día,
arrancó su clavel y lo pisoteó.
Ante esto, otros pasajeros le dijeron:
- ¡No se deje, haga algo!
¿no ve que han pisoteado su dignidad?
Pero este sencillo hombre,
ni se inmutó con los hechos,
continuó su trabajo, diciendo:
- Es que de 8.00 am a 6 .00 pm
represento a los ferrocarriles nacionales.
¡¡¡wow!!! eso, entre otras muchas cosas,
es sentido de pertenencia.