Inicia cada día con una nueva actitud

Inicia cada día con una nueva actitud

Agradece a Dios
por la fortuna de existir,
y por la oportunidad
de experimentar un nuevo día.
Mira lo bueno de las cosas,
en lugar de ver lo malo.
Toma las cosas que van llegando,
con una actitud positiva;
viendo la oportunidad
que cada una de ellas contiene,
en lugar de su aparente dificultad.
Agradece, agradece y agradece;
la gratitud es una vibración
creadora de felicidad.
Disfruta cada instante;
es único y no se vuelve a repetir.
Sácale provecho a cada experiencia;
es tu oportunidad de enriquecerte,
no la desperdicies.