¡Valórate!

¡Valórate!

Las demás personas,
son espectadores de tu realidad;
y su apreciación de ti es subjetiva.
Mientras logres apreciarte
con objetividad,
disfrutarás de ser quien eres,
sin dejarte afectar,
por la opinión de los demás.