Separa las faltas, de las personas

Separa las faltas, de las personas

Generalmente,
cuando alguien comete una falta,
nos disgustamos con la persona
y hasta nos distanciamos de ella.
Con el tiempo he comprendido,
que las faltas son una cosa,
y las personas otra.
Ya que no estamos exentos
de cometer errores,
o evitar que otros los cometan,
porque cometer errores,
es propio de la naturaleza humana;
tienes derecho a molestarte
y a rechazar una falta,
sin trascender a la persona.
Así es que cuando tu hij@ o alguien,
cometa una falta,
dile lo mucho que te entristece
y desilusiona esa falta;
corrígele y haz lo necesario,
aclarándole, que a pesar de eso,
le sigues amando.