La confirmación más bella

La confirmación más bella

Aún recuerdo aquel momento...
Mi hija mayor debía tener unos 5 años;
yo acababa de llegar del trabajo
y ella vino, en busca de ayuda para algo.
Me sentía cansada
y quería un espacio para mi,
así es que le dije:
"Ahora no nena, más tardecito"
Pero entonces ella insistió,
y sus palabras tocaron mi corazón:
- Pero mami, si tú no me ayudas...
¿entonces qué voy a hacer?
Y sentí su tristeza.
En ese momento mi corazón despertó,
al amor más grande y profundo
que jamás había sentido;
y en medio de una ternura infinita,
comprendí lo mucho que amo a mis hijas.