¿Lloras en silencio?

¿Lloras en silencio?

Cuando somos bebés,
lloramos a pleno pulmón,
en busca de que el mundo entero,
nos preste atención.
Con el paso del tiempo,
nuestro llanto cambia,
convirtiéndose en un acto privado:
entre más profundo es el dolor,
más profundo es el llanto;
hasta llevarnos simplemente,
a llorar en silencio.