La energía se transforma

La energía se transforma

En su forma original, la energía es sutil;
y en su recorrido hacia el plano físico,
se va transformando,
hasta ser densa y materializarse,
permitiendo la experiencia humana.
En el ser humano,
la energía se comporta así:
Campo espiritual
La energía es 100% sutil:
no se ve, no se percibe,
no se siente, no se puede tocar.
Campo mental
La energía es más sutil que densa:
no se ve, no se siente,
no se puede tocar.
El pensamiento,
simplemente se percibe.
Campo emocional
La energía es más densa que sutil:
se ve, se siente, se percibe,
no se puede tocar.
Campo físico
La energía es 100% densa:
se ve, se percibe,
se siente, se puede tocar.