Sé obediente a tu voz interior

Sé obediente a tu voz interior

Porque la causa,
de todos los problemas del ser humano,
es y ha sido siempre, su desobediencia.
Así es que
cuando tu voz interior te guíe,
síguela con confianza;
porque seguramente contiene,
una razón y un propósito,
que aunque no lo comprendas
en el momento,
tiene su razón de ser.
Escucha y atiende,
la primera voz interior que escuches,
porque ella existe para guiarte
y protegerte siempre;
mientras que la segunda,
está contaminada por el ego.