Gracias Padre por ayudarme a ver lo bueno que hay en lo aparentemente malo que me pasa

Gracias Padre
por ayudarme a ver lo bueno que hay
en lo aparentemente malo que me pasa

A veces los tiempos son difíciles
y la fuerza para superarlos se agota;
haciéndome sentir perdid@, derrotad@,
y sin saber qué hacer.
Gracias Padre, porque hoy me siento mejor;
porque una nueva luz me permite
ver las cosas de una manera diferente.
Gracias Padre, porque por hoy,
aunque las cosas no hayan cambiado,
yo las veo distintas;
y me siento con un nuevo ánimo,
para enfrentarlas de nuevo,
y lograr superarlas.