Cuando creas haberlo perdido todo…

Cuando creas haberlo perdido todo...

Hace muchos años, un hombre,
abatido por las pruebas de la vida,
quiso ahogar sus penas en una cantina.
Sus paredes estaban llenas de grafitis,
y en medio de su desesperación,
su mirada se detuvo en uno de ellos:
“Creí no tener nada...
pero cuando descubrí la esperanza,
comprendí que lo tenía todo”.

¿Aprendo de mis errores?

¿Aprendo de mis errores?

Nadie deliberadamente es tan tonto,
como para cometer errores
y pretender salir victorioso de ellos.
Todos esperamos hacer las cosas
lo mejor que podemos,
aunque nos equivoquemos
y cometamos errores;
lo importante es corregirlos
y aprender de ellos.
¡Dar y darnos oportunidades!

¿Temo ir al fondo de las cosas?

¿Temo ir al fondo de las cosas?

Siempre he pensado que es mejor,
una verdad dolorosa... a vivir engañad@.
El temor sólo me aleja de la verdad,
creando un estado de incertidumbre,
que me aleja cada vez más de la realidad;
por eso no temo ir al fondo de las cosas,
hasta resolverlas.

Quiero aprender a meditar

Quiero aprender a meditar

Si quieres relajarte y centrar tu mente,
para recuperar el equilibrio perdido...
busca un tiempo a solas, ponte cómodo,
mantén tus ojos abiertos,
sin fijar la mirada en ningún punto;
a esto le llamamos: mirada perdida.
Respira suave y profundo por 3 veces,
inhala por la nariz y exhala por la boca.
Cierra tus ojos,
conservando la posición de mirada perdida,
y centra tu atención en alguno de estos puntos:
el entrecejo, la coronilla o en tu respiración,
sin alterarla, sólo dándote cuenta de ella.

¿Estoy preparado para renacer?

¿Estoy preparado para renacer?

Cada nuevo día, como cada nueva etapa,
es un nuevo comienzo,
que me invita a prepararme espiritual,
física, emocional y mentalmente;
hacia una mayor consciencia
de mí mism@,
de las personas que me rodean,
y de la calidad, progreso
o estancamiento de mi vida.
¿Estoy listo para realizar
los cambios y ajustes necesarios?