Se hace, lo mejor que se puede

Se hace, lo mejor que se puede

Porque al final de cuentas,
lo importante,
no siempre son los resultados;
hay otras cosas significativas,
que valen mucho,
y no son tenidas en cuenta,
como la intención sincera,
el interés genuino,
y el esfuerzo y amor verdadero,
que se pone en lo que se hace.