Eres el reflejo
de lo que hay en tu interior

Así es, que si hay desorden afuera,
hay desorden adentro.

Si actúas sin medida afuera,
es porque actúas sin medida adentro.

Si pones en riesgo la seguridad de otros,
te pones en riesgo a ti mismo.

Si no actúas en forma responsable con los demás,
no actúas responsablemente contigo mismo.

Por lo tanto, préstale atención al tema.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *