¡Reflexionaré!

Antes de actuar,
me daré un tiempo para reflexionar,
evaluando las consecuencias,
de la decisión que pienso tomar.
De esta forma podré comprobar,
si las consecuencias que se producirán
son las que deseo o no;
y en tal caso, estaré a tiempo,
para tomar una nueva decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *