Si quieres… abundancia
¡Vibra en abundancia!

Porque cada vez
que te quejas por lo que no tienes,
o miras lo que te falta,
vibras en escasez;
y por ley de correspondencia,
creas y recibes… lo que piensas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *