Es tu decisión

Permitir…
que las cosas que te pasan,
envenenen tu día,
contaminando tu corazón;
o que esas mismas experiencias,
te conviertan, en la mejor versión de ti.
¡Eso… depende de ti!

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *