Cuida la energía,
que producen los estados de rabia

Porque en un instante puede destruir,
lo que llevas construyendo por años.
Este tipo de energía daña,
y contamina personas y ambientes,
causando daños irreparables.
Transfórmala, antes de que esto suceda.
Descárgala en el agua, lavando manos y cara,
bébela a sorbitos, como luz líquida;
descárgala rayando: usa lápiz y papel;
descárgala respirando y retomando la calma.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *