Descubriré
al guerrero que hay en mí

Porque el triunfo del guerrero,
no es ganar batallas;
es nunca darse por vencido.
Así es que si caigo,
me levantaré y lo intentaré de nuevo;
cuantas veces sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *