¡Reflexionaré!

¡Reflexionaré!

Antes de actuar,
me daré un tiempo para reflexionar,
evaluando las consecuencias,
de la decisión que pienso tomar.
De esta forma podré comprobar,
si las consecuencias que se producirán,
son las que deseo o no;
y en tal caso, estaré a tiempo,
para tomar una nueva decisión.