Soluciones simples - #7

Si estás tenso,
observa dónde se ubica la tensión,
contrae y suelta los músculos;
relaja tu mente, suelta tus pensamientos;
relaja tu corazón, suelta tus emociones;
suelta cada parte de tu cuerpo;
cambia de posición, estírate,
respira, sonríe y agradece;
dibuja patrones diferentes.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *