Si no resultan las cosas

Es por una muy buena razón;
así es que utiliza ese tiempo,
que parece muerto o perdido,
haciendo lo que sí puedes:
adelanta otras cosas,
recupera fuerzas y agradece,
porque todo es, como debe ser.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *