No te excedas

Haciendo más de lo que puedes;
ten en cuenta,
que hay un tiempo para cada cosa
y que es prudente manejarlo bien,
porque después…
quien lo paga eres tú.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *