Las demoras
tienen su razón de ser

Como todo lo que sucede en la vida.
Así es que confía y espera,
porque tarde o temprano,
lo que ha de llegar,
llegará.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *