No siempre, las jugadas que realice, lograrán el resultado que espero

No siempre,
las jugadas que realice,
lograrán el resultado que espero

En el juego de la vida,
al igual que en un juego de ajedrez,
se realizan movimientos,
a través de acciones y decisiones,
que producen o no, los resultados deseados.
Cuando tengo éxito, todo es perfecto;
pero cuando no, debo buscar nuevas opciones,
o aprender de ese pequeño fracaso,
e intentarlo de una forma diferente.
En el juego de la vida, no se trata de ganar,
sino de vivir cada experiencia y aprender algo de ella.