Tu llama interior

Es la fuente de tu poder,
y es la que te brinda:
fuerza, cuando te sientes vencido;
valor, cuando te sientes perdido;
iniciativa, cuando te sientes bloqueado;
luz y claridad, cuando estás confundido;
paciencia, cuando estás desesperado...
Es mano salvadora, cuando te sientes ahogado
y paz, cuando estás atribulado.
Se llama Dios,
y siempre está contigo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *