Soluciones simples - #5

Si estás enojado,
respira profundo
y suelta el enojo al exhalar,
transformándolo en luz y en amor;
bebe lentamente, sorbos de agua,
visualizando que son luz líquida,
que calma y serena tu alma.
Visualiza en tu mente,
flores de colores vivos,
hazlo, como si las estuvieras dibujando.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *