Para el logro de tus objetivos

1- Considera, que tus objetivos sean posibles.
2- Evalúa fortalezas y debilidades.
3- Define métodos y tiempos.
4- Fragmenta tus objetivos, en micro-objetivos;
de esta forma,
será más fácil controlar resultados
y corregir deficiencias.
Las micro-metas
te permiten muchos pequeños logros
y algunos pequeños fracasos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *