No te engañes

Creyendo que puedes tapar el sol con un dedo;
lo correcto es lo correcto,
y lo justo es lo justo.
Creer que se puede modificar este principio,
no va a cambiar el orden de las cosas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *