Nuestra Historia

De la “Escuela para aprender a vivir”, te cuento que inició en 1995 como "Orientación Personalizada", un tipo de consulta individual, para ayudar a las personas a "Estar bien y vivir mejor". Así funcionó hasta mediados de 1998 cuando se transformó en “Escuela para aprender a vivir"; con el fin de poder llegar a más personas simultáneamente.

Nuestra labor se desarrolló a través de cursos, seminarios y charlas, encaminadas a dar herramientas para el mismo propósito: “Estar bien y vivir mejor”; pero enfocada específicamente a las necesidades de todo ser humano: aprender a conocernos, a manejar y sanar nuestras emociones, relaciones y pérdidas; a manejar los conflictos y crisis; a trabajar en nuestra salud integral y muchos otros temas de crecimiento personal y espiritual. En resumidas cuentas, nos dedicamos a "Aprender a vivir".

En ese trabajo estuvimos hasta finales del año 2004, culminando de esta manera un ciclo de nueve años. A partir del 2005, nuestra labor de amor y servicio a la comunidad, se vio interrumpida durante tres años. En ese tiempo, la vida y el Universo, se dedicaron a mí, a enseñarme nuevas cosas y a permitirme comprender otras tantas; en fin, a enseñarme a vivir…

A mediados del 2008 la llama del compartir, se encendió nuevamente en mi corazón. El Universo me mostraba todo lo que teníamos para dar y me invitaba a ponerlo a disposición de la gente. Fue entonces cuando empezamos a trabajar en esta página que ahora estás leyendo; y al desarrollo de nuestra Escuela virtual, que en los últimos años ha logrado llegar, a miles de personas en el mundo entero.

A principios del 2012, sentimos la necesidad de tener nuevamente un lugar físico, donde pudiéramos compartir en forma presencial, los temas que manejamos; y fue así como a partir del 19 de Julio de 2012, iniciamos actividades en nuestra nueva sede, logrando de esta forma llegar a muchas más personas, no sólo a través de la Escuela virtual, sino también de la Escuela física.

Lo más hermoso de estos 19 años
es haber podido llegar a tantas personas,
que nos han abierto sus vidas,
para que podamos tocar sus corazones!!!

Nuestro deseo es poder compartir contigo lo que tenemos, ofrecerte un espacio donde puedas encontrarte contigo mism@; y alimentarte a través de nuestros cursos, talleres, libros, juegos, material de audio, herramientas diarias, terapias, consulta y orientación personalizada; y especialmente, ese compartir de corazón a corazón... que hace realidad, el saber que al tenernos los unos a los otros, todo es más fácil.

Esperamos que en la medida en que nos conozcas te enriquezcas y tu vida sea mejor. ¡Esa es nuestra mayor recompensa!

Con infinito amor,
Inés Elvira Carvajalino Arévalo
Directora