Esa… primera flor

Recordar…
que en cada mujer hay una niña,
y en cada niño hay un galán,
dispuesto a alegrarnos el corazón
con una pequeña flor;
es el mejor recordatorio,
para mantener vivo
nuestro sentido de Ser
y nuestro propósito de Amar.
Tenlo siempre presente.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *