Enfócate en tus objetivos

Que no te pase lo de aquel hombre,
que cruzaba el bosque,
en medio de una noche de tormenta,
con su vista fija en el camino;
cuando de repente, la luz de un relámpago
y el estruendo de un trueno,
le hicieron desviar por un instante su mirada,
llevándole a perder su camino.

Que las distracciones de la vida,
no te hagan perder tu centro.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *