Encuentra el motivo correcto

Porque cuando haces las cosas,
por necesidad,
por sobrevivir… o por cumplir,
el dinero llega y se va;
y en el proceso,
tú te marchitas… sin necesidad.
Pero cuando haces las cosas,
porque te gustan y te hacen feliz,
no sólo recibes el dinero que mereces,
sino que te sientes feliz, plen@,
y llen@ de satisfacción.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *