¿Cómo reconfortar tu Alma?

Porque me imagino,
que a veces te sientes agobiado,
perdido y sin saber qué hacer.
Afligido por las mil cosas que debes atender,
por obligaciones, responsabilidades,
y ese sinfín de arandelas…
que no te pertenecen, pero que debes cargar.

Refugiarme en Dios, ha sido mi salvación;
quizás pueda serlo para ti también.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *