Aprender
es el objetivo de errar

Así es que no lamentes equivocarte;
por el contrario,
agradece a la vida y al Universo,
la oportunidad inmensa que te brinda.

Al aprender de tus errores,
capitalizas las experiencias,
al implementar lo aprendido,
en experiencias futuras.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *