Acógete a Dios

Pues con Él…
todo es más llevadero y seguro.
En Él, encuentras amor,
paz, consuelo, compañía y guía;
no hay mejores manos,
en las que puedas estar.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *