5 - La Ira

Recordemos que la Ira comienza,
como un pequeño malestar o molestia,
que si no se maneja adecuadamente,
puede crecer,
pasando por etapas de irritabilidad,
frustración, envidia y rabia,
hasta convertirse en furia e ira.
Se manifiesta en las manos y puños;
y puede causar dolores de cabeza y cuello,
vértigo y enfermedades hepáticas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *