Perdona y perdónate

Perdona y perdónate

Porque mientras estés mal,
contigo y con los demás,
no vas a poder encontrar la paz.
Necesitas reconciliarte,
comprendiendo,
que somos humanos
y cometemos errores,
pero que no lo hacemos,
con la intención de dañar.